9 may. 2013

Cuatro años de prisión para un matrimonio por venta de droga


La sección primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a un matrimonio de Manzanares a cuatro años de cárcel a cada uno, por utilizar su domicilio como punto de venta de estupefacientes. Los procesados han sido condenados por un delito contra la salud pública, en la modalidad de sustancia que causa grave daño, debido a que durante su detención se les incautaron pequeñas dosis de cocaína, heroína, una mezcla de ambas y cannabis sativa.


La Audiencia de Ciudad Real los ha condenado a una pena de cuatro años de cárcel y a pagar una multa de 1.933 euros a cada uno. La sentencia determina que ha quedado probado que el domicilio de J.C.M. y su esposa E.G.M. era utilizado como punto de venta de estupefacientes, según se comprobó en el registro efectuado en diciembre de 2009 por agentes de la Guardia Civil con motivo de la visita frecuente de consumidores de drogas.

En ese registro, el acusado, al detectar la presencia policial, intentó ingerir una bolsa de plástico que a la postre contenía mezcla de varias sustancias. Los agentes encontraron en el dormitorio de las hijas del matrimonio diez envoltorios de plástico con drogas ocultas en huevos infantiles de la marca 'Kinder', así como una pulsera de oro con cinco anillos en el interior de un oso de peluche.

Igualmente se intervinieron varios enseres, entre ellos una carabina de aire, y más bolsas de drogas tanto en la cocina como el dormitorio del matrimonio, y en un coche de un familiar. El tribunal ha rechazado que esa droga intervenida en el domicilio fuera destinada a autoconsumo sino más bien a una actividad de venta a terceros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario