15 may. 2013

Conciertazo en todos los sentidos


La banda de música "Julián Sánchez-Maroto" llenó el Gran Teatro con una atrevida propuesta cargada de ilusión que entusiasmó al público


Juanjo Díaz-Portales

"El Conciertazo" organizado por la Asociación Músico-Cultural "Julián Sánchez-Maroto" el pasado sábado, 11 de mayo, en el Gran Teatro fue un "conciertazo" en el amplio sentido de la palabra. Consiguió el primer objetivo de llenar las más de 700 localidades del auditorio manzanareño y el segundo de ofrecer un espectáculo musical diferente que inculcara el amor por la música a los niños y niñas. Con él se cerró brillantemente un ciclo de actuaciones que llevó a la banda de música de Manzanares por todos los colegios de la localidad.

Con Manuel Sánchez-Migallón Parada como presentador, Ismael Márquez como clarinete principal y Eduardo Gallego como director, la función comenzó con una introducción sobre la Banda, datos interesantes que sirvieron para refrescar a los presentes que cuenta con más de 100 años de historia, los directores que ha tenido y otras anécdotas que, gracias al ingenio y buen hacer interpretativo del presentador, animaron al numeroso público infantil que allí se dio cita .

La leyenda de Alí Babá, de Appertmont abrió el "conciertazo". Con la Sinfonía del Juguete de L. Mozart participaron siete singulares solistas, los más pequeños de la banda, que cambiaron sus instrumentos habituales por otros de juguete para acompañar al resto de la banda con gran calidad.

Tras esta primera sorpresa aparecieron en escena un grupo de baile infantil que Inmaculada Moraleda, componente de la banda, preparó para bailar el pasodoble "Gallito", de Lope. Llegó después la Sinfonía de los Adioses, con Eduardo Gallego reconvertido en el autor, Haydn, con indumentaria de la época, y a quien los músicos van dejando poco a poco solo en el escenario hasta el punto de terminar él la interpretación.

Con la colaboración de dos pequeños "detectives", la Pantera Rosa apareció en el escenario interpretando al saxo la conocida obra de Mancini y a la que acompañó el resto de la banda con gran sonoridad. Luego llegó el "Caracol Mi Fa Sol" de Ferrer Ferrán, para el que la banda se acompañó de un coro infantil del grupo de Pre-Inicio de la Escuela Municipal de Música "Guillermo Calero".

El entretenido espectáculo, en el que grandes y pequeños se divirtieron de lo lindo, siguió la obra "En un mercado persa" de A. W. Ketèlbey, escenificada mediante por un grupo de actores y actrices de las Escuelas de la asociación Lazarillo, TCE.

La animación fue in crescendo y tuvo sus momentos culminantes en la parte final del concierto. Con la plolka "Tritsch-Trastsch" de J. Strauss (hijo), los 700 espectadores tuvieron que acompañar con su voz a la banda siguiendo las indicaciones del extraordinario y joven percusionista Kike Labián.

Con Carmen, de Bizet, un niño del público se atrevió con la batuta y la banda siguió el ritmo que marcaba, unas veces más rápido y otras más lento de lo normal. En esta obra también hubo acompañamiento del público con palmas y su voz gracias a la dirección de Labián.

Este activo percusionista protagonizó también el bis preparado para la ocasión, la original obra "The typewriter" (La máquina de escribir). Kike Labián se caracterizó como un policía que, armado con su máquina de escribir, quería multar a la banda por sobrepasar el tiempo estimado. Y se puso manos a la obra, mostrando su dominio de la percusión a las teclas de una vieja Olivetti que marcó el ritmo de la banda.

Terminó el espectáculo con placas de agradecimiento a Manuel Sánchez-Migallón como conductor del acto y a Eduardo Gallego Ballesteros, subdirector de la banda que dirigió el "conciertazo" y recibió el reconocimieto de manos del director titular, Pedro Delegido, que actuó como un componente más en dicho concierto.

Como broche final, y con los niños que participaron en el espectáculo sobre el escenario, llegó el agradecimiento de la banda con “Gratitud”, pasodoble de Julián Sánchez-Maroto que es todo un emblema para esta entidad.

"Ha supuesto algo más que una actuación para todos", señaló el presidente de la asociación organizadora, Cristóbal Díaz-Peñalver, satisfecho por el rotundo éxito que supuso este acercamiento de la música a los más pequeños.

La próxima cita de la banda de música será el 2 de junio en el Barrio del Nuevo Manzanares a las 12:30 horas dentro del Ciclo “Mi Banda en mi Barrio”.












3 comentarios:

  1. Manuel Noves16/5/13 1:59

    Felicidades a toda la Banda, a los que tuvieron esta gran idea, y a todos los que la llevaron a cabo. Fue un espectáculo ver a tanta gente disfrutar en el Gran Teatro. Mantener durante más de dos horas a tantos niños escuchando música clásica tiene mucho mérito. De nuevo, FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  2. La música es el lugar común del espíritu. Y en Manzanares, gracias al buen hacer de un grupo, en lucha contra la adversidad, está resurgiendo ese espíritu en todo su esplendor. Gracias a todos los que hacen posible que, entre tanto descalabro, surjan eventos de esta índole, porque eso sí son brotes verdes. Y felicitémonos por tener en nuestro pueblo una buena cantidad de grupos que, en todos los órdenes, se esfuerzan por mantener viva la cultura. Ese es el camino.

    ResponderEliminar
  3. Desde la asociación nos impulsa enormemente el reconocimiento de nuestro público. Muchas gracias por vuestro apoyo constante, de esta manera seremos incansables en la realización de proyectos de todo tipo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar